¿Qué son los CFDs y cómo trabajarlos?

CDFs es una sigla que viene de Contract For Difference o, en español, “Contrato Por Diferencia”. Este se refiere a la diferencia que existe entre el valor de un activo al momento de iniciar un contrato con el valor del mismo a la hora de cerrarlo. Para Fortissio, operar con un CDF puede ser un riesgo, por lo que sugiere estar seguro antes de operar, además de tener el conocimiento suficiente.

En el presente artículo, hablaremos sobre los CFDs en Fortissio, cómo funcionan o cómo deben ser trabajados para no tener equivocaciones y evitar pérdidas. El precio de los CFDs se basa en el de un activo subyacente, lo cual refiere que las operaciones abiertas son contratos con Fortissio, en lugar de la adquisición de un activo.

Gracias a los CFDs, un bróker puede operar con tranquilidad con algunos productos sin la necesidad de poseerlos, así por ejemplo índices y acciones, los mismos que pueden ser usados como inversión pero con un propósito más amplio.

CFDs en Fortissio

Como se dijo a un inicio, un CDF en Fortissio es un contrato que se enfoca en la diferencia que hay entre el valor de un activo al momento del inicio de un contrato con el valor del mismo activo al momento de cerrarlo y, así sea considerado un riesgo, en caso de salir bien las cosas, los beneficios son mayores.

Con un CDF los activos dentro de un mercado irás a favor del cliente, si este es un producto derivado que tiene un valor que corresponde a un activo adyacente. Si se opta por los CDFs en Fortissio, el mismo le aconseja que llene un cuestionario de adecuación para que usted esté seguro o no si necesita fijar uno de estos o no.

Un CDF se puede usar para negocios de mercados financieros relacionados a acciones, divisas, índices, bonos y materias primas. Al tratarse de un contrato, este tiene que ver con activos subyacentes que no entran en riesgo, pues solo se especulan cambios de precios.

Los negocios que involucran a los CFDs en Fortissio están relacionados a acciones, índices, materias primas, divisas y otros; todos ellos son operables dentro de un mercado de valores donde, después, se toman en cuenta las comisiones que, en algunos casos, se traducen en apalancamientos.

Los apalancamientos son el provecho de una deuda con el fin de financiar operaciones, estos pueden tratarse de inversiones que se hacen y que llegan a ser superiores al dinero se dispone; es por esta razón que se los llega a considerar como un posible riesgo.

Deja un comentario